GEPAC lanza el ‘Proyecto L.U.N.A.R.’ para concienciar sobre la importancia del cuidado y observación de los lunares de nuestra piel

//GEPAC lanza el ‘Proyecto L.U.N.A.R.’ para concienciar sobre la importancia del cuidado y observación de los lunares de nuestra piel

Madrid, 23 de mayo de 2016.- Con motivo del Día Mundial del Melanoma, el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), a través de su división Cáncer de Piel y Melanoma España, quiere acercar la prevención de esta enfermedad a la calle. Para ello ha desarrollado el proyecto L.U.N.A.R.
Durante tres días, este proyecto visita varios hospitales y colegios de España. Para no romper el símil “espacial”, nuestra Astro Van –vehículo de los astronautas- está situado en los espacios elegidos para que nuestros dermatólogos revisen los lunares de los asistentes. Todos los interesados se pueden realizar una dermatoscopia: prueba sencilla, rápida, de apenas 10 minutos, e indolora para examinar las manchas y lunares que hay en la superficie de la piel.

El objetivo de esta acción, mediante el uso de la metáfora espacial de los cráteres-lunares, es concienciar e informar a la sociedad, sin ningún tipo de secreto. Es necesario sensibilizar a la población para que entienda la importancia del cuidado y observación personal de los lunares de nuestra piel mediante el método A.B.C.D.E. (Asimetría. Bordes. Color. Diámetro. Evolución). Esta vigilancia es fundamental en la prevención para la realización de esta importante misión.
Durante todo el evento se ofrece información sobre la enfermedad y sobre cómo proteger nuestra piel de la exposición solar, principal causante del melanoma, de cara a los próximos meses de verano, cuando la radiación ultravioleta es más intensa.

“Nos trasladamos a hospitales y colegios para acercar la información sobre este tipo de cáncer a todo el mundo. Cuanto más sepamos sobre el melanoma, más conscientes seremos de lo importante que es cuidar nuestra piel y acudir a un dermatólogo para hacernos una revisión en caso de tener lesiones”, destaca Begoña Barragán, presidenta de GEPAC y añade, “es mejor tomar medidas de protección para nuestra piel antes de que pasen los años y ya sea demasiado tarde”.

Diagnóstico y tratamiento del cáncer de piel y melanoma

El diagnóstico precoz es esencial para la curación del melanoma. Si el melanoma se detecta a tiempo, tiene una probabilidad de cura de casi un 100%. Si se diagnostica en fases avanzadas, la curación sólo llega al 1% de los casos.

Para tratar un melanoma existen diferentes opciones de tratamiento en función del tipo de melanoma, del estadio en el que se encuentre y del paciente. Un melanoma se puede tratar mediante cirugía, quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia y terapias dirigidas.

Melanoma. Guía para pacientes y familiares

Para facilitar ayuda e información durante todo el año, GEPAC tiene a disposición de todo aquel que lo necesite una guía: “Melanoma. Guía para pacientes y familiares”. Se trata de un manual para afectados y para las personas de su entorno en el que pueden encontrar información clara, sencilla y de calidad sobre la enfermedad, su diagnóstico, tratamiento y tipos de melanoma.

El melanoma en España

El melanoma es el tipo de lesión cancerosa más grave dentro del cáncer de piel, y aunque es el menos frecuente -representa el 4% de los casos-, este tipo de tumor es responsable de aproximadamente el 80% de las muertes producidas por el cáncer de piel en todo el mundo. (Fuente: Agencia Española de Medicamentos y productos farmaceúticos).

El cáncer de piel avanza en España. En los últimos cuatro años, se ha producido un aumento del 38%, lo que supone un incremento de casi el 10% anual. (Fuente: Academia Española de Dermatología y Venereología).

En nuestro país se diagnostican más de 5.100 nuevos casos al año (El cáncer en España 2016. SEOM). El melanoma puede afectar a cualquier persona y a cualquier edad, aunque es más habitual en personas con piel clara y a partir de los 50 años, aunque el diagnóstico juvenil ha aumentado en los últimos años, lo que está directamente relacionado con la exposición al sol y a la utilización de cabinas de autobronceado.

Los factores de riesgo de desarrollar un melanoma tienen que ver con la exposición a la luz solar, el sexo (el melanoma es más frecuente en mujeres en toda Europa), la raza (las personas de raza blanca tienen 10 veces más posibilidades de tenerlo), la presencia de lunares, tener antecedentes familiares y personales y la inmunosupresión (disminución del sistema inmunitario).

Más información: web del Proyecto L.U.N.A.R.

2019-04-26T09:10:53+00:00